Fondos / Centro Hospitalario Princesa de España / Área de Contexto

Historia Institucional


Durante el año 1973 se produce el traslado de todos los servicios del Antiguo Hospital Provincial San Juan de Dios a las instalaciones del nuevo Centro Hospitalario, permaneciendo en el viejo edificio de San Juan de Dios, exclusivamente, un pabellón destinado a los llamados enfermos crónicos, en su mayoría procedentes del antiguo Centro de Ancianos Santa Teresa.

En 1965 se forma anteproyecto del nuevo Hospital, en edificio monobloque, y de la Escuela de Ayudantes Técnicos Sanitarios, anexa aunque en pabellón independiente. De aquí a 1968 se tramita la aprobación del anteproyecto y del proyecto definitivo prolongándose las obras hasta 1973 y entrando en funcionamiento, en octubre de ese año, el nuevo Centro Hospitalario Princesa de España, que absorbió los servicios atendidos en el Hospital de San Juan de Dios. Éste debió quedar desafectado del catálogo de hospitales en su actualización de 1974 y, en consecuencia, se comunica a la Comisión Central de Coordinación Hospitalaria la baja del Hospital de San Juan de Dios y el alta simultánea del Centro Hospitalario para la estadística de 1974.

La administración del Hospital colabora con la Presidencia de la Diputación Provincial en la configuración y reglamentación de lo que será el Órgano de Gestión de la Ciudad Sanitaria de la Corporación, ya que el funcionamiento del nuevo Centro Hospitalario determina la necesidad de una forma de gestión directa por parte de la Administración Provincial, con un Órgano Especial de Gestión que de algún modo descentralice y canalice todos los problemas que afectan a este sector de actividades sanitarias.

Mientras, en 1970, se adapta para Maternidad una parte del antiguo Hospital de San Juan de Dios por haberse vendido el edificio que ocupaba este Centro junto con el Hogar Infantil y mientras se termina el nuevo Centro Hospitalario en cuyo proyecto queda incluida Maternidad. Igualmente, en 1971, se adaptan dos salas para enfermos crónicos.

Una vez se hace el traslado del Hospital, el viejo edificio queda ocupado con los enfermos crónicos hasta que, para ellos, se construye un pabellón en la nueva ciudad sanitaria, adosado al Centro Hospitalario. Se especuló mucho con la situación, se pensó en situarlo dentro del recinto de la ciudad sanitaria pero totalmente separado. Un criterio de economía de servicios hizo que se situara junto al Centro Hospitalario para la conexión de médicos y enfermeras, a la vez que se hacía un aislamiento efectivo de estos enfermos. El proyecto de este pabellón se redacta en 1975 y se termina su construcción y entra en funcionamiento en 1982. Por acuerdo plenario de fecha 28/09/1990, se lleva a cabo la integración del Centro Hospitalario Princesa de España, en el Sistema Andaluz de Salud.

Con ello se cierra el largo proceso de transferencias de los hospitales provinciales, gestionados por las Diputaciones andaluzas, en el único dispositivo de salud (SAS) de nuestra Comunidad Autónoma.