Estrategias de Sostenibilidad

Estrategias de Sostenibilidad

Cuando hablamos de Estratégias de Sostenibilidad tenemos que retrotraernos al concepto, al inicio del mismo a través de la puesta en marcha en nuestros municipios del Programa Agenda 21 Local, preferentemente en aquellos menores de 20.000 habitantes.

La Agenda 21 es un instrumento de gestión, de carácter no vinculante, que surge del “Programa Global para el Desarrollo Sostenible en el siglo XXI”, enmarcado dentro de la “Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible”, celebrada en Río de Janeiro en Junio de 1992.

El concepto de desarrollo sostenible aparece por primera vez en el Informe Bruntland “Nuestro común futuro” en 1987 que lo definió como “desarrollo que satisface las necesidades presentes sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras puedan satisfacer las suyas.”

Podemos decir que las Agendas 21 son planes estratégicos municipales, basados en la integración, con criterios sostenibles, de las políticas ambientales, económicas y sociales del municipio, y que surge de la participación y toma de decisiones consensuadas entre los representantes políticos, personal técnico municipal, agentes implicados y ciudadanos del municipio.

La Agenda Local 21 debe ser entendida como un marco, una agenda de tareas a medio y largo plazo con objetivos globales y locales que persiguen el desarrollo sostenible. De ahí el nombre de “agenda”, “local” porque es para el municipio en cuestión, para el territorio más cercano a la ciudadanía y “21” porque es para realizar el siglo en el que vivimos, aunque los objetivos más lejanos son los incluidos en el nuevo marco de actuación en materia de clima y energía hasta el año 2030.

El hecho es que las planificaciones o estrategias de las Agendas Locales 21, tal y como las tenemos concebidas desde la Diputación de Jaén, nos permiten introducir en la gestión local, aspectos tanto de normativa para mejorar la gestión ambiental del municipio, como objetivos globales que deben ser conseguidos a nivel local; tales como los que plantea el Pacto de los Alcaldes o los de conservación de la biodiversidad que, de otra forma, necesitarían la dedicación de una persona por municipio.

Por otra parte, estas planificaciones son también una vía de comunicación bidireccional entre el ayuntamiento y la ciudadanía, con la que damos la oportunidad, desde los foros de participación, para conocer las líneas de trabajo y objetivos que propone el ayuntamiento, a la vez que se permite que puedan surgir nuevas ideas para incorporarlas a los planes de acción

ENLACES