Movilidad Sostenible

Movilidad Sostenible

El patrón de la movilidad en zonas urbanas en las últimas décadas se caracteriza por hábitos poco sostenibles como consecuencia de la dependencia del nivel de motorización, que junto con la continua expansión urbana producen un gran consumo de espacio y energía y unos impactos medioambientales que ponen de relieve la necesidad de lograr un sistema de transporte urbano bien concebido que sea menos dependiente de los combustibles fósiles.

Toda esta situación hace que el incremento del parque móvil impacte sobre las ciudades afectando a su equilibrio social, económico y medioambiental provocando que la salud, las actividades cotidianas, y en definitiva, la calidad de vida de la ciudadanía se vea afectada. Entre las consecuencias más importantes podemos destacar: 

  • Incremento del consumo energético.
  • Aumento de la contaminación atmosférica.
  • Aumento del ruido.
  • Disminución de la seguridad viaria.
  • Efectos negativos sobre la salud.
  • Aumento de los costes de congestión.
  • Aumento de la exclusión social.
  • Ocupación creciente del espacio.
  • Efecto barrera en la ciudad.
  • Generación de costes externos.

Se debe asegurar por tanto, un equilibrio entre las necesidades de movilidad y accesibilidad, favoreciendo la protección del medio ambiente, la cohesión social y el desarrollo económico. Hay que proporcionar para ello alternativas al vehículo privado cada vez más sostenibles, eficaces y confortables, concienciando de la necesidad de hacer un uso más eficiente del vehículo privado.

Esta tendencia hacia el desarrollo del transporte sostenible es sin duda la única forma de abordar toda la problemática planteada, reportando una serie de beneficios en aquellas ciudades donde se implanten.

or lo tanto, los cambios de tendencia con respecto al desarrollo urbano registrado en los últimos años se caracterizan por el abandono del vehículo privado como principal modo de transporte urbano, y la apuesta decidida por incrementar la cuota de participación de la movilidad municipal por parte del transporte público y los modos no motorizados.

Este aspecto se ha de lograr no sólo incidiendo en la planificación urbanística y la oferta de transporte; ha de venir acompañado por un cambio en la percepción del usuario de la mejor alternativa de movilidad para su desplazamiento.

La movilidad sostenible ha de enmarcar y coordinar tres aspectos fundamentales del medio ambiente urbano, como son:

  • Medio Ambiente, con la reducción de la carga al sistema ambiental
  • Medio Económico, con la gestión eficiente de la accesibilidad y la reducción de costes del transporte
  • Medio Social, con la mejora de la calidad de vida urbana

Planes de Movilidad Urbana Sostenible


 

Caminos Escolares Seguros

Los caminos escolares se definen como itinerarios seguros que pueden seguir los/as niños/as en su trayecto de ida y vuelta al centro educativo, posibilitando que lo lleguen a recorrer de forma más autónoma.
 

Tiene su origen  en la  ciudad danesa de Odense en los años 70, pero no será hasta los años 90 cuando se empieza a difundir y promover este proyecto en diversas zonas de centro Europa. Pero fue gracias a Francesco Tonucci (“La ciudad de los niños”) cuando el proyecto toma un nuevo rumbo y sitúa la Autonomía Infantil como eje fundamental entre los objetivos a logar. Este nuevo pensamiento conlleva convertir las calles en recorridos con prioridad de uso para la población infantil y juvenil. De manera paralela, exige actuaciones de sensibilización y formación ambiental en torno a la comunidad escolar y al vecindario. En definitiva, la actuación trata de señalar unos itinerarios flexibles y de trazado sencillo que permitan el desplazamiento a pie de los niños y las niñas, y que se escogen entre los recorridos que la mayoría del alumnado utiliza más. El camino escolar es una iniciativa más destinada a impulsar la recuperación del espacio público como espacio de relación y convivencia, y como una manera innovadora y participativa de abordar la educación hacia la movilidad.

 
 
 

El Juego de la Serpiente

El Juego de la Serpiente es una campaña diseñada para las escuelas de primaria y su objetivo es animar a niños y niñas, a sus padres y a los profesores a utilizar formas de movilidad sostenible en sus desplazamientos al colegio, es decir, andar, ir en bici, utilizar transporte público o compartir el coche entre varios.

La campaña, de dos semanas de duración, quiere romper las percepciones negativas de muchas familias, como la preocupación por la seguridad de los niños/as, y mostrar que las formas sostenibles son también las más divertidas y saludables.

Cuando caminan o montan en bici, los niños y niñas se hacen más conscientes de su entorno y desarrollan habilidades que les protegen. Además, andar y moverse en bici contribuye al ejercicio diario que los niños necesitan, reduce los atascos y la presión del tráfico en los alrededores de los centros escolares y mejora la calidad del espacio público.
 
 
 

ENLACES