Fondos / Patronato Provincial de Enseñanza Media y Profesional / Área de Contexto

Historia Institucional

 
Por Ley de 16 de julio y Decreto de 23 de diciembre de 1949 se establecieron las líneas generales de un primer plan de creación y distribución de Centros de Enseñanza Media y Profesional en virtud del cual se crean los Institutos Laborales. Estos Centros son de grado docente medio, con el objetivo de hacer extensiva la enseñanza media al mayor número posible de escolares y capacitarlos para ingreso en Escuelas y Centros Técnicos. En ellos se enseñará bachillerato de especialidad profesional y podrán organizar cursos complementarios de enseñanza profesional. Serán de cuatro modalidades: agrícola y ganadera, industrial y minera, marítima y profesiones femeninas. Estarán en el núcleo de población que sea cabeza de comarca natural y en la distribución que se hace de provincias, Jaén queda incluida en la cuenca del Guadalquivir, junto a Córdoba, Sevilla, Cádiz y Huelva. La creación se irá haciendo por etapas sucesivas y se encargará de ello el Patronato Nacional de Enseñanza Media y Profesional y, en cada provincia, el correspondiente Patronato Provincial presidido por la Diputación.

Las gestiones para la puesta en marcha de este Plan en Jaén comienzan en 1950. Ante circular remitida por el Ministerio de Educación la Diputación acuerda colaborar en un fin tan plausible difundiendo en prensa y radio y reuniéndose con los Alcaldes de municipios de más de diez mil habitantes para conocer las necesidades y posibilidades de los mismos. De igual forma, la Corporación Provincial subvencionará con 50.000 pesetas anuales a cada Instituto que se cree en la provincia. Las primeras peticiones que se tramitan, a través de la Diputación, son las de Bailén, Villacarrillo, Alcalá la Real, Andujar y Porcuna.

La constitución del Patronato Provincial de Jaén tiene lugar en 11 de agosto de 1952, algo que era preciso puesto que ya había sido creado el Instituto Laboral de Torredonjimeno, en la modalidad industrial, por Decreto de 17 de mayo de ese año. A partir de aquí el Patronato informa favorable y tramita las solicitudes de otros municipios, como son:

- Beas de Segura, Alcaudete, Cazorla, Arjona y La Carolina en la modalidad industrial

-Villacarrillo, Porcuna, Marmolejo, Alcalá la Real, Andujar y Jaén en la modalidad agrícola y ganadera.

Estas peticiones se van a plasmar en la creación del Instituto de La Carolina en 27 de noviembre de 1953 y el de Cazorla en abril de 1955, además del de Torredonjimeno ya en funcionamiento.

Para un Instituto en la capital, en la modalidad agrícola, se concede subvención en 1952 y, en diciembre de 1955 se acuerda solicitarlo de la Dirección General de Enseñanza Laboral con la diferencia de que, además de su misión específica de impartir esta enseñanza, tendría conexión con el Centro de Investigación del Zaidín (Granada) para el estudio biológico del suelo de Jaén y su provincia. La creación y sostenimiento del mismo se llevaría a cabo en colaboración del Ayuntamiento y Diputación, la cual aportaría 50.000 pesetas anuales de subvención así como los terrenos y solares para construcción del edificio, la granja y campo de experimentación junto a la carretera de Madrid.

La documentación producida por este Patronato abarca hasta 1967 en que se extinguen por Ley de 8 de abril.